El blog de Félix Villafranca | Otro sitio más de Vincentian blogs
5
home,paged,page-template,page-template-blog-compound,page-template-blog-compound-php,page,page-id-5,paged-56,page-paged-56,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
    Sorry, no posts matched your criteria.
Diálogos con Vicente y Luisa, Feyda / 09.03.2011

Después del intenso coloquio sobre la alegría con Santi y Macu, Vicente y Luisa se tomaron un pequeño respiro: dejaron pasar unos días antes de volver a sus audiencias con nuestros jóvenes… Pero pronto se vieron sorprendidos, una vez más, con nuevos correos desde España. Y esta vez la llamada venía de una dirección casi desconocida. Oye, Vicente –dijo Luisa, mientras se recogía un poco la falda para sentarse cómodamente en el banco más próximo–, ¿has visto alguna vez este nombre y esta dirección? Dicen que se llaman Feyda....

Diálogos con Vicente y Luisa / 25.02.2011

Bueno, Vicente, se ve que casi tocamos  la primavera: ¡que tarde tan apacible! Y con esta brisa del jardín, todavía se respira más hondo. No era así en nuestros tiempos de París por los jardines de San Lázaro, al menos en lo que yo recuerdo. Tienes razón, Luisa, yo tampoco recuerdo estas tardes tan apacibles a finales de Febrero, y menos en París. Se ve que el buen tiempo de la soleada España ha llegado hasta este jardín, justo a las puertas de la mansión de nuestro Buen Dios… ¿Sabes...

Diálogos con Vicente y Luisa / 20.01.2011

Ubi Caritas ¿De que íbamos hablando, Luisa?  La preocupación por tantos jóvenes de los nuestros, que están teniendo tantas dificultades de trabajo y de futuro me ha distraído… Hablábamos de la unión y de la unidad de los cristianos en estos momentos. Algunas jóvenes más lanzadas me han llamado para preguntarme que podían hacer ellas y ellos, los de JMV, claro, en estos días de oración por la unidad de todos los seguidores de Jesús. Me han cogido un poco de sorpresa, pero, de  pronto, me he acordado de aquella...