El blog de Félix Villafranca | Otro sitio más de Vincentian blogs
5
home,paged,page-template,page-template-blog-compound,page-template-blog-compound-php,page,page-id-5,paged-50,page-paged-50,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
    Sorry, no posts matched your criteria.
Diálogos con Vicente y Luisa / 09.09.2011

Buenas tardes, Luisa ¿Cómo te ha ido el verano? Buenas tardes, Vicente. ¿Y tus bien merecidas vacaciones? Luisa, ¿cómo me preguntas eso? Bien sabes  tú que trabajar por los pobres nos exige una dedicación completa, sin descansos prolongados: día y noche, invierno y verano, fiestas y días de semana… Esa palabra “vacaciones” no existe en nuestro calendario. Podemos cambiar de intensidad y de ritmos, de espacios y zonas de emergencia, pero nunca podemos cruzarnos de brazos, y menos aún irnos a la playa o a la montaña, para disfrutar de...

Diálogos con Vicente y Luisa / 02.08.2011

¿Sabes, Vicente? Me han llamado unas cuantas jóvenes mayorcitas de JMV de Madrid y me han dicho alborozadas que el tema de diálogo de hace unas semanas sobre los “indignados” ha levantado un gran revuelo, y parece que en positivo… La mayoría de los nuestros se ha dado cuenta, por fin, de que sintonizar con el espíritu originario de nuestra fundación exige un compromiso serio por la causa de los pobres y desheredados y que esto, a su vez, implica riesgos y hasta enfrentamientos dialécticos, porque no todos...

Diálogos con Vicente y Luisa / 20.06.2011

Diálogos de Vicente y Luisa… ¡Hola, Vicente! Hoy te has hecho esperar algo más de lo habitual, pero seguro que se ha debido a razones poderosas… Así es, Luisa. Una vez más, esos jóvenes inquietos españoles, de los nuestros…, de JMV, ya sabes, de Madrid, por más señas, han venido alborotados con eso que está pasando en su ciudad estos días… Eso de los “indignados”… Relájate, Vicente, parece que esos jóvenes te han contagiado sus tensiones. Vamos, sentémonos a la sombre del ciprés, en nuestro rincón favorito. Hablemos con calma, que...