El blog de Félix Villafranca | Otro sitio más de Vincentian blogs
5
home,paged,page-template,page-template-blog-compound,page-template-blog-compound-php,page,page-id-5,paged-43,page-paged-43,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
    Sorry, no posts matched your criteria.
Diálogos con Vicente y Luisa / 15.09.2011

Parece, Vicente, que nuestros dos recientes diálogos sobre el encuentro de JMJ en Madrid va teniendo eco entre los nuestros. He recibido ya algunas llamadas pidiéndonos que continuemos nuestra marcha hablando de lo que nos pareció el encuentro previo con los de la familia, quiero decir con la representación mundial de la Familia Vicenciana en ese multitudinario encuentro. Pues sí que son impulsivos e impacientes esos jóvenes vicencianos españoles. Ya les dimos nuestra palabra de que así lo haríamos en cuanto nos lo permitieran nuestros compromisos sociales con los...

Diálogos con Vicente y Luisa / 11.09.2011

Bueno, Luisa, pues ya estoy otra vez aquí para continuar nuestro diálogo sobre el acontecimiento del encuentro mundial de la juventud, que tuvo lugar en Madrid hace 20 días. Habíamos quedado en la transcendencia que puede tener en el futuro inmediato y a medio plazo este acontecimiento mediático: no podemos dejar que se extinga esta luz que se ha encendido, como decíamos al final de nuestro último encuentro. ¿No te parece, Luisa? Así es, Vicente. La idea es bonita, pero difícil de concretar. Yo lo enfocaría por la línea...

Diálogos con Vicente y Luisa / 09.09.2011

Buenas tardes, Luisa ¿Cómo te ha ido el verano? Buenas tardes, Vicente. ¿Y tus bien merecidas vacaciones? Luisa, ¿cómo me preguntas eso? Bien sabes  tú que trabajar por los pobres nos exige una dedicación completa, sin descansos prolongados: día y noche, invierno y verano, fiestas y días de semana… Esa palabra “vacaciones” no existe en nuestro calendario. Podemos cambiar de intensidad y de ritmos, de espacios y zonas de emergencia, pero nunca podemos cruzarnos de brazos, y menos aún irnos a la playa o a la montaña, para disfrutar de...