El blog de Félix Villafranca | Otro sitio más de Vincentian blogs
5
home,paged,page-template,page-template-blog-compound,page-template-blog-compound-php,page,page-id-5,paged-29,page-paged-29,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
    Sorry, no posts matched your criteria.
Diálogos con Vicente y Luisa / 16.03.2013

Buenas tardes, Luisa. ¿Cómo estás, después de tantos ajetreos, visitas y llamadas en el día de tu onomástica…? Estuvo todo muy bien. No sólo nuestros amigos de siempre, los de aquí, que esos siempre los tenemos al lado, sino los de abajo, los que continúan tu obra, nuestra obra, en servicio de los más pobres, todos estuvieron a la altura de las circunstancias: fue una fiesta completa, de familia… Hay que resaltar la presencia de algunas caras nuevas, de esas que lucieron los signos de adhesión a las...

Diálogos con Vicente y Luisa / 25.02.2013

Buenas tardes, Vicente. ¿Cómo estás? Parece que el invierno no te ha sentado tan mal. Tienes buena cara… No creas, Luisa, las apariencias engañan, a veces…Cierto que voy tirando, pero he andado un tanto fastidiado estos días… Nada del otro mundo, pero con toses y otras inconveniencias del invierno europeo. De todas formas, no puedo quejarme, lo voy superando poco a poco… Te he llamado porque, de nuevo, nuestros amigos de Feyda nos han convocado a una reunión para dialogar en torno a la cuaresma y a la Pascua Familiar...

Las mil y una razones para vivir alegres / 04.02.2013

En estos tiempos en que los humanos volamos a ras de tierra, más preocupados por el hoy que por el mañana… En estos tiempos en que se han apagado los sueños, y solo vivimos de realidades contantes y sonantes… En estos tiempos en que vivimos volcados hacia lo que satisface las hambres materiales, pasando por alto las aspiraciones calladas del espíritu… En estos tiempos en que el dinero, las alas del viento, que rasean la tierra polvorienta del desierto de nuestra realidad concreta, nos hace rastrear las laderas resecas del monte...