El blog de Félix Villafranca | Otro sitio más de Vincentian blogs
5
home,paged,page-template,page-template-blog-compound,page-template-blog-compound-php,page,page-id-5,paged-14,page-paged-14,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
    Sorry, no posts matched your criteria.
Testimonios de vida / 24.03.2015

Reunidas en sesión comunitaria extraordinaria, en vísperas de nuestra Renovación… Declaramos que los días, desde hoy, serán todos de fiesta solemne… Declaramos que la fiesta la hace el corazón y no las circunstancias externas… Aceptamos que la que aporte al colectivo comunitario más motivos de celebración y de fiesta será tenida como la mayor en dignidad y la primera entre nosotras… Declaramos que todos los días serán de acción de gracias: y que quienes no encuentren nada que agradecer es que no marchan… Declaramos que todas las monedas, durante un tiempo limitado y...

Testimonios de vida / 12.02.2015

  Hace tiempo, en mi primera juventud sacerdotal, allá por los años de final de los 70 y primeros de los 80, recién estrenada mi especialidad en pastoral juvenil en París, Dios puso en mi camino un grupo de adolescentes que han ido inspirando mi vida de forma irreversible… Terminada mi especialidad en París me destinaron a la residencia de estudiantes de teología de Paúles en Las Arenas (Vizcaya). Tenía que ser punto de referencia para aquellos jóvenes teólogos que se preparaban para el ministerio sacerdotal, supongo que pensaron mis...

Testimonios de vida / 06.02.2015

No soy de los que piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor, ni mucho menos: eso huele a un presente insatisfecho, adormecido, y con cierta impotencia congénita a hacer frente a los retos que nos presenta nuestro hoy y nuestro aquí… Tampoco ignoro que hay pasados terribles, que quisiéramos borrar de nuestra historia, de los que huimos como pesadillas atormentadoras… Nuestros mayores, desde su subconsciente, nos lo han dicho de mil maneras diferentes, hasta hace bien poco tiempo: no quiero que mis hijos pasen lo que yo pasé, quiero...